BLOG VICARE

VICARE FISIO VIGO

EL CÓLICO DEL LACTANTE (1)

El cólico del lactante es un problema muy frecuente en los bebés durante los primeros 4 meses de vida. Es característico el llanto inconsolable e intenso e irritabilidad, que es vivido por los papás con angustia. Afecta de igual manera si la lactancia es materna o de fórmula, y por supuesto, a ambos sexos.


¿Cómo saber si nuestro bebé tiene cólicos?

Hay varias teorías, pero todas coinciden en:

• Llanto sin causa aparente, que dura 3 horas o más al día por lo menos 3 días a la semana por un período de al menos 1 semana.
• El llanto tiene un principio y un final, es diferente del normal, inconsolable y se suele calmar cuando lo ponemos en posturas cómodas.
• Los lloros suelen ser frecuentes a últimas horas de la tarde e incluso por la noche.
• El bebé flexiona las piernas sobre su abdomen, cierra los puños y se le enrojece la cara por el esfuerzo.
• El abdomen se pone tenso como un globo hinchado.
• El niño no se calma al alimentarlo u otros intentos de tranquilizarlo.
• Puede aparecer meteorismo(gases), estreñimiento, vómitos, distensión abdominal, alteración de la alimentación…

Cuanto más agudo sea el cólico mayor serán los síntomas del bebé


¿Por qué mi bebé tiene cólico?

La causa no está bien definida, pero se habla de una inmadurez del sistema digestivo, del sistema nervioso central y de la microbiota intestinal asociada a una falta de movilidad intestinal y que hace que las digestiones sean más pesadas y generen más gases. En algunos casos las alergias alimentarias y/o las intolerancias a la lactosa y a la proteína de la leche de vaca son los causantes del llanto del niño.

Se ha visto un aumento de los casos, en bebés con familias que tienen una dinámica alterada, padres y madres muy ansiosos, padres primerizos con cansancio o depresión postparto, estrés.


¿Qué podemos hacer los padres?:

Sentimos decirte que no hay un tratamiento específico ni fórmulas mágicas que hagan desaparecer estos cólicos. Pero en el próximo post te daremos unas pautas importantes que puedes seguir y te hablaremos de todo lo que la osteopatía y la fisioterapia específica para el cólico del lactante puede hacer por vosotros.



Foto: Kelly Sikkema. Unsplash