BLOG VICARE

VICARE FISIO VIGO

SOL SÍ, CONTOURING SOLAR NO… CUIDA TU PIEL COMO SE MERECE

¿Has oído hablar del contouring solar? ¿Sabías que la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y que tiene memoria? ¿Sabías que los daños en la piel producidos por el sol son irreversibles? ¿Sabías que las radiaciones UVA, UVB son invisibles e imperceptibles? ¿Sabías que la radiación UVA aumenta la presencia de la enzima que degrada el colágeno?

En este post te vamos a desvelar todas estas cuestiones y te vamos a dar una serie de recomendaciones para cuidar la piel en verano.

El contouring es una técnica actual de aplicación de maquillaje a nivel facial, a través de la cual utilizando diferentes tonalidades de maquillaje podemos contornear el óvalo facial, oscureciendo algunas zonas y dando más luminosidad a otras.

Actualmente por influencia de las redes sociales y una mala interpretación, se está utilizando este tipo de técnica aplicándola al uso de la protección solar utilizando solo en unas zonas el protector y en otras nada para conseguir un tono de maquillaje.

Esto es un problema grave para la salud, ya que las zonas donde no se aplica protección se queman para conseguir el efecto de bronceado.

La piel es un órgano, tiene memoria y aunque cuenta con sistemas de defensa ante la radiación solar (melanina, antioxidantes) no tiene capacidad de forma natural para filtrar todos los efectos por sobreexposición puntual o acumulada.

Si no se protege, aparecerán quemaduras y con el paso del tiempo veremos los daños generados por el sol, como los lentigos solares, arrugas, pérdida de luminosidad y elasticidad, así como la diferencia de pigmentación dando origen al FOTOENVEJECIMIENTO, además de ser un riesgo para la aparición de CÁNCER DE PIEL incluso mucho tiempo después de que se produzcan las quemaduras.

El fotoprotector no evita el bronceado, sino que nos permite hacerlo de forma segura y más prolongada en el tiempo.

Su función es la protección frente a la radiación UVA, UVB, HEV, IR para evitar lesiones en el ADN y aumentar el tiempo de exposición solar sin quemarnos. Una crema con factor 30 multiplica por 30 los minutos que se puede estar bajo el sol protegido.

Debemos de escoger el fotoprotector según:
Nuestro fototipo de piel
El lugar donde nos encontramos y las condiciones meteorológicas
La hora del día de exposición solar, evitando las horas centrales de 11:00 a 16:00
Aplicar 30 minutos antes de la exposición al sol y en cantidad suficiente.
El rostro es más sensible a la radiación sol, la piel es más fina y más delicada por lo que deberíamos usar una protección muy alta, aunque no haya una exposición directa.
Existen medicamentos fotosensibles, en este caso deberíamos evitar la exposición directa solar y usar una pantalla total.
Reaplicar el protector cada 2 horas, en caso de exposición prolongada se puede aplicar con más frecuencia y es recomendable usar gafas de sol y sombrero.

Los fotoprotectores Mesoprotech de Mesoestetic , combinan filtros físicos (reflexión), químicos (absorción de moléculas orgánicas) y biológicos (antioxidantes) con activos anti edad y específicos para cada tipo de piel para proporcionar la máxima eficacia.

Si necesitas más información, llámanos o ven a vernos, nuestra experta te asesorará.