BLOG VICARE

VICARE FISIO VIGO

LESIONES EN EL CORREDOR: TIPOS, FACTORES DE RIESGO Y PREVENCIÓN

El runner amateur, o corredor popular, es un deportista que está en auge entre la población y al que hay que ayudarle a establecer unas bases para que entiendan la importancia de la prevención de las lesiones. Es muy común que los corredores populares tiendan a emular a los atletas profesionales, y sin embargo existe un abismo entre ambos grupos, ya que el deportista profesional tiene detrás a todo un equipo de trabajo: club, entrenador, preparador físico, fisioterapeuta, nutricionista…

Un corredor amateur tiene un margen muy amplio para sufrir o no una lesión, desde un 3 a un 85%, ya que las lesiones van a depender de múltiples factores como, la edad, género, composición corporal, lesiones previas, tipo de carrera, distancia recorrida, velocidad, dosis de entrenamiento…

Las lesiones más comunes en los corredores, en general, son:
• Lesión cintilla iliotibial
• Síndrome fémoro patelar
• Periostitis tibial
• Fascitis plantar
• Tendinitis Aquilea
• Lesión columna lumbar o dorso lumbar


Las Causas pueden ser:
Directas: por un traumatismo

Indirectas: por fatiga central (todo el organismo) o periférica (sistema muscular) y por sobrecarga de lesiones anteriores.

Las lesiones agudas en la carrera compitiendo son poco frecuentes y suelen ser lesiones musculares, esguinces o lesiones cutáneas (ampollas o abrasiones); la mayoría de las lesiones se suelen producir durante los entrenamientos.

Las lesiones en el corredor se producen por sobrecarga a nivel muscular y tendinoso por repetición en exceso.


Existen varios factores de riesgo que aumentan la posibilidad de sufrir una lesión en el corredor:

• Mala planificación del entreno y sobrecarga no controlada. Es por este motivo que la dosis del entrenamiento tiene que ser la adecuada; la planificación del entrenamiento por un profesional es clave para establecer las cargas, descansos, días de carrera, trabajo de potencia, velocidad, fuerza y flexibilidad. Además de una buena nutrición, que en muchas ocasiones se deja de lado.

PLANIFICACIÓN ENTRENO = SOBRECARGA CONTROLADA = MENOR RIESGO DE LESIÓN


• Haber sufrido una lesión anteriormente aumenta el riesgo de volver a tenerla, sobre todo si no hemos realizado una recuperación completa de la lesión.

• La utilización de ortesis (tobilleras, medias compresivas, taloneras…) durante la carrera aumenta el riesgo de lesión y su uso sólo debería realizarse por prescripción médica o del fisioterapeuta. Si crees que necesitas una ortesis para correr, puede que tengas alguna lesión o algún desequilibrio muscular que te genera dolor o molestia. Si es así, lo más recomendable es que acudas a un profesional de la fisioterapia para que te realice una valoración, un tratamiento y la readaptación adecuada a la lesión para que puedas iniciar la vuelta a la carrera cuanto antes.

• Edad, índice de masa corporal, género. Según diferentes estudios, los hombres tienen más riesgo de sufrir lesiones en isquios y tendón de Aquiles cuanto mayor es la edad del corredor, y si su IMC (índice de masa corporal) es bajo, podrá desarrollar problemas en la fascia plantar. Por otro lado, las mujeres con un IMC alto sufrirán más en la columna dorso-lumbar.

• No realizar un calendario competitivo. Se aconseja realizar un calendario de competición, para saber a qué pruebas vamos a asistir con la intención de competir, y no de entrenar o rodar para ver cómo responde nuestro cuerpo. Realizar más de 6 carreras compitiendo al 100% al año aumenta el riesgo de lesión.

• Respecto a la elección de las zapatillas para ver cuáles son mejores anti-pronación o neutras, se realizó un estudio en mujeres pronadoras con zapatillas de los dos tipos durante la carrera y se observó que, aunque la zapatilla anti-pronadora disminuye la pronación del pie, la fatiga física (causa de lesión) que se produce durante la carrera aumenta la eversión del pie y la inversión por lo que no hay evidencia de qué zapatilla es mejor para disminuir el riesgo de lesión.

• La experiencia, como en todo, es muy importante. Teniendo un entrenamiento estructurado y pautado por profesionales, el riesgo de lesión disminuye, y aunque el número de horas sea muy elevado, la calidad será mejor.


EXPERIENCIA + ENTRENAMIENTO ESTRUCTURADO = MEJOR CALIDAD= MENOR RIESGO


Por último, y teniendo en cuenta que las lesiones forman parte del deporte (esto es así, se trata de algo inevitable), resulta fundamental realizar un programa de prevención de lesiones en el corredor de forma personalizada, para reducir el impacto de las mismas y su gravedad.

En Vicare Fisio & Salud desarrollamos un programa de prevención de lesiones personalizado para cada corredor, que consta de valoración, tratamiento si es necesario y un plan de prevención completo, en el que trabajamos las fuerza, la movilidad específica en la carrera y la propiocepción. Si quieres conocer nuestro programa y saber cómo seguir corriendo evitando riesgos, ponte en contacto con nosotros.